Emmet Fox
esenfrdeitptru

DIETA MENTAL DE 7 DIASEl tema de la dieta es uno de los principales en la actualidad en cuanto al interés público concierne. Los periódicos y las revistas rebosan de artículos sobre el tema y las librerías están llenas de volúmenes que develan los misterios de las proteínas y vitaminas. Expertos en la materia dicen que uno se convierte en lo que come. Esto es una real verdad en cuanto a lo que se dice, pero quiero tratar el tema de la dieta a un nivel que es infinitamente más profundo y de mayor alcance en sus efectos – LA DIETA MENTAL.

La comida que le das a tu mente determina el carácter de tu vida. Los temas que le permites a tu mente que abrigue hacen de tu entorno lo que es. "Como tus días serán tus fuerzas" (Deuteronomio 33:25), lo que, en lenguaje moderno, se puede traducir en términos de "así como piensas, así será tu vida".

Todo en tu vida hoy - el estado de tu cuerpo, el estado de tu fortuna, el estado de tu hogar, la actual condición de todo aspecto de tu vida de hecho - está enteramente condicionado por el entorno habitual de tu pensar pasado. Y las condiciones de tu vida la semana entrante y el año siguiente, serán condicionadas por los pensamientos y sentimientos que escojas abrigar de ahora en adelante. Dicho de otra manera, escoges tu vida.

ENTRENANDO TUS PENSAMIENTOS

El pensamiento es la verdadera fuerza causativa de la vida, y no hay otra. No puedes tener una clase de mente y otra clase de entorno. No puedes cambiar tu entorno y dejar al mismo tiempo tu mente sin cambio. Esta es la llave suprema a la vida; si cambias tu mente, tu entorno tiene que cambiar también - tu cuerpo tiene que cambiar, tus actividades tienen que cambiar, tu hogar tiene que cambiar, el color de tu vida tiene que cambiar.

"No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento". (Romanos 12:2)

A esto se le podrá llamar la Gran Ley Cósmica. La dificultad práctica al aplicarla surge del hecho de que nuestros pensamientos están tan próximos a nosotros que resulta difícil, sin algo de práctica, dar un paso atrás y contemplarlos objetivamente. Sin embargo, eso es justamente lo que tienes que aprender a hacer. Tienes que auto-entrenarte a escoger el tema de tu pensar en un momento dado, y también escoger el tono emocional.

Si no estás determinado a comenzar ahora y seleccionar cuidadosamente durante todo el día la clase de pensamientos que vas a pensar, es mejor que dejes toda esperanza de conformar tu vida en aquello que deseas que sea. La manera de comenzar una dieta mental de siete días es comenzar ahora.

OBSERVA Y TRABAJA

Auto-entrenarse en el hábito de selección de pensamientos resultará difícil los primeros días, pero es el experimento más interesante que puedas llevar a cabo. Te sorprenderán las cosas que aprenderás de ti mismo. Esta semana podrá ser la semana más significativa de toda tu vida; no sólo serás capaz de enfrentar tus dificultades actuales con una mejor actitud, sino que éstas se irán. No puedes cambiar las condiciones directamente - has tratado de hacerlo muchas veces y has fracasado -, pero si entras a la Dieta Mental de los Siete Días, tus condiciones tienen que cambiar.

Esta, entonces, es tu prescripción: “Durante siete días ni por un segundo te vas a permitir quedarte en ningún tipo de pensamiento que sea negativo. Tienes que observarte durante una semana y, bajo ninguna circunstancia permitirás que tu mente se quede en ningún pensamiento que no sea positivo, constructivo y optimista. Esta disciplina será tan fuerte que no la podrías mantener conscientemente por mucho más de una semana, pero una semana será suficiente porque, para entonces, el hábito del pensamiento positivo habrá comenzado a establecerse. Algunos cambios extraordinarios para mejor ya habrán entrado en tu vida, animándote considerablemente, y la nueva forma de vida será tan atractiva, que encontrarás que tu mentalidad se pondrá en línea casi automaticamente”.

MANEJANDO LA NEGATIVIDAD

¿Qué significa eso de pensar negativamente? Un pensamiento negativo es cualquier pensamiento de fracaso, desengaño o problema; cualquier pensamiento de crítica, despecho, envidia o condenación de otros, o de auto-condenación; cualquier pensamiento de enfermedad o accidente; o, en pocas palabras, cualquier clase de limitación o pensamiento pesimista. En la práctica, nunca tendrás dificultad alguna en saber si un pensamiento es positivo o negativo. Aún si tu cerebro trata de engañarte, tu corazón te susurrará la verdad.

Segundo, tienes que tener bien claro que lo que este plan requiere es que no abrigues cosas negativas. Lo que importa no son los pensamientos que te vienen, sino lo que decides abrigar. Muchos pensamientos negativos te vendrán en el curso del día. Algunos te vendrán de otras personas, o quizás oirás noticias desagradables. Sin embargo, estas cosas no importan en tanto que no te quedes en ellas. Logramos una perfecta analogía en el caso de un hombre que está sentado al lado de una fogata cuando un carbón encendido sale volando y le cae en la manga de la camisa. Si se sacude el carbón encendido de inmediato, sin siquiera un momento de retraso para pensar al respecto, no habrá daño alguno. Pero si deja que el carbón se quede allí aunque sea por tan sólo un momento, por la razón que sea, el daño habrá sido hecho, y será una tarea problemática la de remendar la manga. Igual ocurre con un pensamiento negativo.

La gente a menudo encuentra que el comenzar esta dieta pareciera alborotar toda clase de dificultades. Pareciera como si todo comenzara a ir mal al mismo tiempo. Esto podrá parecer desconcertante, pero es en realidad una buena señal. Supongamos que todo tu mundo pareciera sacudirse de las bases para arriba. Quédate impávido, déjalo que se sacuda, y cuando haya terminado de sacudirse, la imagen se habrá vuelto a armar a sí misma en algo mucho más aproximado al deseo de tu corazón.

No le digas a nadie que estás en dieta, recuerda que tu alma debería ser el Lugar Secreto del Altísimo. Cuando hayas pasado con éxito a través de los siete días, entonces ve y cuéntaselo a quienquiera que pienses se va a beneficiar por ello.

Por Emmet Fox

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez