Imprescindibles
esenfrdeitptru
Rayos y Actividades-Rubén Cedeño

El aprendizaje que tiene que realizar el Ser Humano mediante su evolución en la tierra y, por consecuencia, las actividades que este realiza en ella, se pueden amalgamar y clasificar en siete, que se establecen para el ordenamiento de la Jerarquía Espiritual de Shamballa en los “Siete Rayos” y que por  consecuencia son siete agrupamientos de “Virtudes”.

Téngase en cuenta que en la reunión de las Virtudes de los Siete Rayos se sintetizan los logros que un discípulo en el Sendero Espiritual tiene que desarrollar en su tránsito por la vida.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Primer Rayo asociado al color Azul son: Bondad, Buena Voluntad, Fe, Entusiasmo, Gobierno, Dirección, Fuerza de Voluntad Constructiva, Poder, Protección,  Orden, Sacrificio, Destrucción del Mal. Este es el Rayo de Shamballa; el de todas las Mónadas en relación con su presencia en la “Divina Trinidad Humana”. Informa el Maestro El Tibetano: Debido a que el Primer Rayo de Voluntad o Poder, por intermedio de su Ashrama, está relacionado con Shamballa, el Maestro El Morya es el Guía de las verdaderas Escuelas Esotéricas. El Maestro El Morya es el guía de todas las escuelas esotéricas, que preparan realmente a un aspirante para el contacto y el trabajo ashrámicos. La razón de que un Maestro de primer rayo sea el guía, se debe a que en el Ashrama se desarrolla el aspecto Voluntad.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Segundo Rayo asociado al color Dorado son: Comprensión, Inteligencia, Iluminación, Sensatez, Discernimiento, Enseñanza, Sabiduría, Intuición, Sentido Común,  Docencia y Filosofía. Este es el Rayo del Cristo y de todas la Almas en relación a la "Divina Trinidad Humana". Es el Rayo de La Jerarquía Espiritual en relación a Shamballa y la Humanidad.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Tercer Rayo asociado al color Rosado son: Cohesión, Amor, Actividad, Tolerancia, Movimiento Económico, Diplomacia. Este es el Rayo de La Humanidad en relación a Shamballa y la Jerarquía Espiritual.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Cuarto Rayo asociado al color Blanco son: Renuncia, Pureza, Ascensión, Belleza, Arte, Disciplina, Armonía a través del Conflicto.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Quinto Rayo asociado al color Verde son: Ciencia, Salud, Curación, Alegría, Verdad, Consagración.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Sexto Rayo asociado al color Oro Rubí son: Provisión, Paz, Misticismo, Devoción, Idealismo.

Los logros y virtudes agrupadas bajo el Séptimo Rayo  asociado al color Violeta son: Liberación, Transmutación, Perdón, Amor Compasivo, Invocación, Magia Ceremonial.

En cada uno de estos Siete Rayos trabajan Iniciados de Alto Grado de diversos niveles y evolución,  que han desarrollado las virtudes de ese rayo más que los otros. A algunos de los Adeptos el tener el desarrollo de uno de los Rayos más que otros les permite ejercer cargos directivos a nivel de la Jerarquía Espiritual de la Tierra, la Jerarquía Espiritual de Venus, Solar u otras Jerarquías, donde en estos puestos se conjugan la presencia de Seres de las Siete Jerarquías Creadoras, como son Elohims y Arcángeles. Los altos iniciados de las diversas “Jerarquías Espirituales” tanto de los diversos globos como de los variados Soles, no son un objetivo en sí mismo para la humanidad en la tierra. El objetivo de la humanidad en la tierra es realizar el Cristiyoga o la unión con su Alma y luego la unión con su “Real Ser” o la Mónada y no seguir a ningún maestro ni a la Jerarquía Espiritual, este es un error en el que han caído simpatizantes del sendero, debido a su ignorancia al respecto. El hecho de que no se siga ningún maestro no quiere decir que no se deba tener ningún instructor del cual se reciban nociones, luces y lineamientos; donde seguirlos o no es decisión del estudiante. Los Maestros de Sabiduría no son un objetivo a seguir.  Caer en este error ha dado por consecuencia que, por ejemplo, se citen frases de los maestros que, los que las dicen, las contradicen con sus acciones, como es el caso de que los Adeptos insten a la “Unidad”, que es un logro perentorio para el momento actual de la humanidad y debido a esto el Avatar de Síntesis, está más cercano a la Tierra que nunca, con su tendencia a la integración entre los humanos. Contradictoriamente, algunos que se llaman a sí mismos seguidores de las “enseñanzas de los maestros” se desunen, crean cismas y divisiones, no dándose cuenta que se están alejando vertiginosamente e impugnando incivilmente el Propósito que los Maestros Conocen y Sirven. 

Muchos de ellos han sido seres humanos y otros completamente divinos, pero que actualmente se han conocido a través de la mitología y que han pasado a formar parte de la Jerarquía Espiritual como Hércules, Orión, Casiopea, o Sirio; otros son Maestros de Sabiduría, donde unos más y otros menos han sido conocidos a través de la historia como pueden ser Jesús de Nazaret, Sidharta Gautama el Buddha o Confucio;  Arcángeles como Miguel, Gabriel y Rafael; o Buddhas de altísimo nivel, muy poco comprensibles para la evolución humana en este momento de su desarrollo.


Por Rubén Cedeño

(Foto:  Rubén Cedeño. Jardines del Hotel Bellagio de las Vegas.)

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez