Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
La Llegada del Espíritu de la Navidad-Rubén Cedeño

El Espíritu de la Navidad es un Ángel Solar, ya que su existencia se debe al movimiento de la energía del Sol. Es de una radiación inmensa y se lo conoce con diversos nombres, uno de los cuales es Natívitas (ver imagen). Su resplandor es tan grande que se expresa como una Estrella de nueve puntas con radiación Verde, Blanca y Rubí, que desciende el 21 de Diciembre, el día del Solsticio de invierno en el hemisferio norte.

El solsticio es el punto en que el Sol está más lejos del Ecuador de la Tierra; esto sucede dos veces al año, ocasiones que se celebran como momentos culminantes, llenos de mucho significado. Cuando el Sol está hacia el Polo Norte, se llama ”Solsticio de Verano Norte”, y esto sucede el 21 de Junio, cuando hace calor en los Estados Unidos y Europa, y frío en Sudamérica, porque el Sol incide más sobre el norte de la Tierra, haciendo que los días allí sean más largos y las noches, más cortas. Cuando el Sol está hacia el Polo Sur, se llama ”Solsticio de Invierno Norte” y esto ocurre el 21 de Diciembre, día en que desciende el Espíritu de la Navidad ; ésta es la verdadera noche de Navidad y Año Nuevo, cuando comienza el verano en Sudamérica, y el invierno en España y los Estados Unidos de Norteamérica. Es el momento en que el Sol se encuentra en su punto extremo en el Polo Sur y emprende su camino hacia el Polo Norte, naciendo el Sol para todos los países del norte; la vida que parecía morir por el invierno, renace para continuar el ritmo cósmico natural de las estaciones. En esta fecha, las noches son más largas en el Polo Norte, y los días más cortos.

 

espiritu navidad ruben cedeno metafisica madrid 1

En esa noche, que es la más larga del año, se dice que nació el Maestro Jesús; porque el Sol es la vida, y Jesús El Cristo es la vida espiritual; ambos se han fundido: el mito solar con el cristianismo, pues se ha comparado a Jesús con el Sol. El día del Solsticio, o la llegada del Espíritu de la Navidad, siempre se ha celebrado en la historia de la humanidad, aunque no con ese nombre. En Egipto se decía que nacía el “AION”, relacionado con una cruz y una estrella; también con el día en que la madre Isis alumbraba al dios Horus y nacía el dios Osiris. Para otras creencias y religiones era el día del nacimiento de diversos dioses, como Mitra Dionisio y Apolo. Los romanos celebraban el “Natalis Solis Invicit”- “o nacimiento invicto del Sol”-, y los griegos, las Saturnalias en honor al dios Saturno. Como el día del Solsticio, cuando desciende el Espíritu de la Navidad, era una fecha tan sagrada en la antigüedad, el Papa Julio I, en el año 345, con mucha lógica y criterio, la asoció con el nacimiento de Jesús y la colocó en una fecha fija el 24 de diciembre.

 

El Espíritu de la Navidad emana tres brillantes radiaciones: La primera es de color Rubí que produce prosperidad, deseos de regalar, hacer grandes cenas y decorar. Cuando viene la Navidad somos generosos, pensamos en regalarle a todo el mundo y el Espíritu de la Navidad es el que nos trae el impulso de regalar. espiritu navidad ruben cedeno metafisica madrid 2La segunda radiación del Espíritu de la Navidad es Verde, que es la alegría y entusiasmo. Por último el color Blanco, que irradia pureza, belleza, paz y elevación, impulsándonos a ir al templo, vivir en paz, meditar y estar en familia.

El Espíritu de la Navidad, como todo ángel, existe para quien lo siente y piensa, y de esa manera es atraído. Así que nosotros somos responsables, creadores y artífices de la radiación tan hermosa que existe en Navidad, y esto constituye una gran oportunidad que tenemos en el año de manifestar bondad.

 

En toda Navidad debe brillar una Estrella en la puerta de la casa, arbolito o nacimiento de cada estudiante espiritual, para que cuando descienda el Espíritu de la Navidad el día del Solsticio, entre a la casa y lo bendiga con todos sus regalos de provisión, amor, paz, y allí se ancle para irradiar su Energía. El Espíritu de la Navidad es la alegría, belleza, musicalidad, y prosperidad pura que siempre se ha expresado en Diciembre.

El Amado Santa Claus es una de las formas en que se expresa el Espíritu de la Navidad, dándoles regalos de vida y alegría a todos los pueblos de la Tierra. Muchas personas materializan al Espíritu de la Navidad en estatuas parecidas a Santa Claus.

 

espiritu navidad ruben cedeno metafisica madrid 3“El Espíritu de la Navidad es una emanación de Amor que se vierte sobre la Tierra como una Lluvia Dorada de hermosas partículas de Luz, que contienen todas las Cualidades Perfectas de los Ángeles, Maestros Ascendidos y demás Seres Divinos. Cada partícula es como una Estrella de nueve puntas, y toda la atmósfera interior de la Tierra y los cuerpos de toda la gente son envueltos de esta emanación. Su poder se va incrementando hasta la víspera de Navidad, cuando Su potente Presencia es casi palpablemente sentida incluso por las mentes más superficiales y menos refinadas. A esa efusión de todos los Seres Celestiales, se suma una tremenda Radiación desde los Retiros Etéricos y Santuarios del Mundo, bajo la protección y guía directa de los Maestros y Chelas conscientes. Durante la época de Navidad, la atmósfera de la Tierra está literalmente llena de “polvo de estrella", sustancia que la gente inspira inconscientemente, pero que produce en sus cuerpos internos una sensación de Bienestar, Paz y Felicidad, que atribuyen al Espíritu de la Navidad”

 

espiritu navidad ruben cedeno metafisica madrid 4Cuando viene la Navidad, se incrementa la efusión de afecto de la Estrella del Amor, porque la conciencia de la humanidad se eleva, causando que se sienta Paz y mucha espiritualidad. De manera que es una oportunidad tremenda el utilizar toda esta fuerza adicional que se tiene a mano para perdonar, regalar y dispensar alegría. Para el advenimiento del Espíritu de la Navidad se despliegan por toda la Tierra millones de Coros Angélicos de la Navidad, prodigando milagros, alegría, curaciones, y dando gratas sorpresas.

Sonríe, es Navidad. Canta, es Navidad. Llena tu corazón y el mundo con tu cantar. Deja que el Espíritu de la Navidad te embriague, y cuando estés en éxtasis de alegría y llorando de gozo, extiende tu corazón a todos los seres del planeta Tierra, los Ángeles, Maestros Ascendidos y Seres de Luz y repite con todos: Es Navidad! Paz, Paz, Paz.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

- 15 de Agosto de 1990 / 15 de Agosto de 2017 -

por Domingo Laut Rodríguez