Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
En Nombre de los Maestros-Rubén Cedeño

Es recomendable que no sean usados los nombres de los Maestros y títulos como “Shamballa”, “La Hermandad Blanca” o “La Jerarquía Espiritual” como denominaciones de páginas web o Facebook, grupos espirituales humanos en el plano físico. Las organizaciones, humanas al fin y al cabo, siempre cometen errores, desafueros, imprudencias, condenan o aprueban lo que no deben y, junto con su percance, ensombrecen ante la humanidad el nombre de los Maestros y de los sitios con que han asignado dichos lugares. Siempre es bueno saber que los Maestros no se inmiscuyen en la formación, dirección y decisiones de las escuelas que dicen usar sus nombres o enseñanzas, todas ellas son responsabilidades de los seres humanos que las tienen a su cargo.

Generalmente las personas de poca monta escudan sus páginas web, organizaciones y grupos bajo el nombre de maestros de sabiduría, para llamar la atención, realzar su gestión y esto no es más que simple y pura manipulación, buscando el apoyo que por sí mismo no tienen. Y hacer esto con el nombre de maestros, más vale que no, imagínense el día que tengan que dar cuenta de un uso indebido de esto. En este caso, algunos piensan que se pueden acoger bajo la misericordia del maestro y es posible, pero hay algo en la vida que no tiene misericordia, que es el cumplimiento de la “Ley de Karma”, esa no tiene piedad con nadie y cobrará las cuentas. Observen que por esto los reales discípulos de los Maestros de Sabiduría, jamás han usado los nombres de Ellos para ninguna de sus organizaciones, ni grupos como Blavatsky, Heindel, Bessant, o Bailey.

Usar el nombre de los Maestros para engañar a la humanidad es igual a cuando en nombre de un Ser de determinada religión: la inquisición, el yihad, las cruzadas o dictaduras han invadido, expropiado, torturado y matado gente, haciendo que se aborrezca el nombre de ese ser espiritual en que se han cometido esos desafueros sin que este tenga la culpa de lo que hacen en su nombre. Si se mal utiliza el nombre puro de los Maestros y sus lugares, después los autores del hecho, tendrán que limpiar el nombre del Maestro que le pusieron a la organización o grupo, con el que cometieron desafueros y esto a veces les cuesta encarnaciones de mal karma. Lo peor es que estas personas o grupos nunca se dan cuenta ni reconocen los errores que comenten, sino que creen estar actuando en lo correcto.

A los grupos y páginas web no hace falta que se les pongan nombres de maestros, sino que faciliten la Enseñanza Espiritual cumpliendo con la Voluntad de Shamballa, expresando las virtudes de los Siete Rayos, teniendo la esfuerzo de cumplir con Sus Enseñanzas; cuando esto se realiza, se propaga el Amor hacia la humanidad y la Jerarquía, se embellecen los Templos y sitios donde se comunican Sus Enseñanzas; se vive la Verdad de Sus instrucciones. Cuando hay entrega en Devoción a los Maestros; no se mal califica a nadie, se es puro en las acciones, no hay división, no se traiciona y se transforma la vida en perfección.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

- 15 de Agosto de 1990 / 15 de Agosto de 2017 -

por Domingo Laut Rodríguez