Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
Que Dios Hable en tu Corazón-Rubén Cedeño

Loarre 5.10.2011

Nunca se sabe cuándo ni dónde Dios te va hablar al corazón.

Al siguiente día de concluir el seminario sobre los Ángeles en Zaragoza, le pedí a uno de mis grandes amigos mañicos que tengo allí, que por favor me llevara al Castillo de Loarre en las cercanías de Huesca y me complació.
Desde el año 2005 en que vi este castillo en la película “Cruzada” o “El Reino de los Cielos” de William Monahan quise conocerlo. Este castillo se ve muy claramente en las primeras escenas y al final del film en las tomas relacionadas con la fragua. Esta película fue protagonizada por Orlando Bloom, que en sus comienzos es un herrero que trabaja en las cercanías de este castillo. La trama es entre bélica y espiritual.

Trata sobre “Las Cruzadas” del siglo XII, acciones en que algunos hombres creían que eran inspiradas por Dios. En este film se ve la ilusión y desilusión, verdad y mentira de estas guerras santas. Aunque la película tiene algunas fallas en su rigor histórico, los hechos allí representados fueron más o menos ciertos y son por demás muy interesantes. Algunas escenas aclaran la razón de la Vivencia Espiritual.

Desde la carretera que atraviesa la llanura de “Hoya de Huesca” uno comienza a ver a lo lejos, y en la altura de una colina rocosa, la imponente construcción del castillo medioeval. A medida que uno se acerca la emoción se acrecienta. El castillo va apareciendo ante uno como salido de un libro de cuentos hadas. Aproximándose, uno va descubriendo sus detalles: una hermosa muralla que lo rodea, altas torres que lo coronan, pesados muros de gruesas piedras.

Siempre cuando se está en andanzas como éstas, algunas células de recuerdos pasados se despiertan en uno y de allí viene el doble encanto que esto nos hace disfrutar. Por un lado, la belleza que se admira externamente y por otro, posibles recuerdos de un insondable pasado en el inconsciente.

El castillo de Loarre es uno de los castillos románicos mejor conservados y más bellos de todo el mundo y que datan sus primeros cimientos como fortaleza a comienzo del siglo XI. Es sorprendente lo bien conservado que se mantiene, que a pesar de los años no ha perdido su ancestral belleza y mística medieval.

 
TRES IGLESIAS

Al uno penetrar en el castillo, lo primero que se descubre es un pequeña y oscura iglesia, que de inmediato te conduce a la interiorización. Este es el primer encuentro, el que te sorprende tan pronto se llega de lo externo. Podríamos decir que este es el Templo dedicado a Dios en conciencia de la personalidad. En uno se mueven las dos tendencias del castillo, uno de fortaleza de defensa bélica y luego el de supremo refugio espiritual. Se sigue ascendiendo por las empinadas gruesas, pesadas y seguras escaleras para ir descubriendo una segunda iglesia, grande, soberbia y muy románica. Tal vez después de haberse sosegado la personalidad en la primera iglesia, este segundo templo puede ser el refugio y encuentro con el Alma, el Cristo dentro del Ser humano. Esta iglesia es la de San Pedro, la más grande y con una acústica maravillosa, que tal vez pueda hacer eco de lo que diga Dios cuando hable y que no se pierda ni una sola de “Sus” palabras. La última iglesia al pie de las torres, con su puerta al aire libre es pequeña, íntima, tal vez la que más pueda acercar a la realidad con Dios, la Iglesia de la Presencia. Por aquí y por allá se van descubriendo escaleras que le permiten a uno ascender a imponentes torres. Desde la torre mayor del castillo se tiene todo el dominio visual de los hermosos campos de suaves laderas.
 

que dios hable corazon ruben cedeno metafisica madrid 2

Iglesia de San Pedro de Loarre


CUANDO DIOS NO TE HABLA

Hay una parte de la película “Cruzada” en que el personaje principal llamado “Balian”, protagonizado por Orlando Bloom, dramatiza el diálogo más hermoso y espiritual del film, con un significado muy profundo. Ya en Jerusalén, Balian que se ha venido hasta aquí a instancias de sus padres, después de habérsele muerto su hijo, suicidado su esposa y él, haber matado a un sacerdote, sube el Calvario donde crucificaron a Jesús. Va en busca de perdón, sosiego espiritual, escuchar a Dios. Al bajar le dice a su interlocutor: Dios no quiere hablarme ni siquiera en el Monte donde murió Cristo. No me ampara la “Gracia de Dios”. Parece que he perdido la Fe. Esto planteado aquí es terrible. El no sentir la “Voz de Dios” en el Corazón, aunque pocos la sienten y la inmensa mayoría nunca la ha percibido, la gente aunque la necesita no le da la importancia que se merece este hecho. Debido a ello, hay tanta confusión espiritual, seguir inconscientemente algunas escuelas, líderes, lecturas, páginas de internet espirituales que lo que hacen es enmarañar las mentes y los corazones de las personas.

que dios hable corazon ruben cedeno metafisica madrid 3

Rubén Cedeño en el Castillo de Loarre


Siguiendo con el film, tenemos que el interlocutor de Balian le contesta: Yo no doy crédito a las creencias. En nombre de ellas he visto miles de fanáticos de todas las confesiones cometer atrocidades. La Santidad está en los buenos actos, en el valor de proteger aquellos que no pueden defenderse. Y la Bondad, el deseo de Dios está aquí (señala la mente y luego el corazón). Es lo que decidas hacer cada día lo que te hará un buen hombre. Hasta aquí el diálogo, pero suficiente para iniciar una fuerte reflexión al respecto.

Así como en nombre de Dios se fue a la guerra en las cruzadas, igualmente esto se sigue haciendo cuando en nombre de Dios, los Santos, los Maestros, un grupo espiritual, se ataca, se condena, hay separación.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez