Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
Djwhal Khul-Rubén Cedeño

El Maestro el Tibetano, cuyo nombre es Djwhal Khul es Jerarca del Templo de la Gran Hermandad Blanca e Instructor Mundial junto con el Maestro Lanto y el Maestro Koot Hoomi, de quien es Lugarteniente y muy amado discípulo. En vidas pasadas fue Aryasanga, famoso escritor buddhista, también fue Dharmayoti, uno de los seguidores del Señor Gautama; encarnó también como Kleinias, discípulo de Pitágoras, encarnación del Maestro Koot Hoomi. 

A través de Alice Bailey escribió una serie de libros contentivos de enseñanzas muy adelantadas para su época (siglo XX), donde revela claves sobre los Siete Rayos e infinidad de asuntos de alta Sabiduría Espiritual. Todas sus obras son recomendadas como textos de estudio para todos los estudiantes de Metafísica, especialmente: “Iniciación Humana y Solar”.

 Su Llave Tonal se encuentra en el Aria de la 3ª Suite de Juan Sebastian Bach. 

MANTRAM DEL NUEVO GRUPO DE SERVIDORES DEL MUNDO

Que el Poder de la Vida Una afluya a través del grupo de todos los verdaderos servidores.

Que el Amor del Alma Una caracterice la vida de todos los que tratan de ayudar a los Grandes Seres.

Que cumpla mi parte en el Trabajo Uno mediante el olvido de mi mismo, la inofensividad y la correcta palabra.

Rubén Cedeño

Extracto del artículo “Maestro el Tibetano en Suiza”

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez