Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
Pareja - Rubén Cedeño

Son muy frecuentes los correos electrónicos y las consultas sobre los sufrimientos que padecen algunos estudiantes espirituales cuando, después de vivir un idílico romance con una pareja a veces llegando hasta el matrimonio, un día inesperadamente viene y ¡zas!, sin razones aparentes todo se desbarata, dejando un mar de lamentos, ilusiones perdidas, sueños irrealizados y una cantidad de asuntos más, sin derrotero final.

A veces estas cosas que se desbaratan sin saberse y ni siquiera creerse, de no haberse desarmado, hubieran desviado del Plan Divino, entretenido de no seguir la Real Vivencia Espiritual o sin saber a futuro pudieran haber representado un serio obstáculo en el Propósito de la Jerarquía con ese Cristo encarnado. TODO LO QUE NO ES EL ALMA ES ILUSION. Aquello que no es la “Verdad Eterna”, la Voluntad de Dios, un día aparece su Alteza Leto con su “Resplandeciente Vara de Poder Mágico” como protectora de no caer en el mundo de la ilusión, y hace el grandísimo favor de hacerlo desaparecer, de la pareja, amistades, discípulos, compañeros espirituales y con ello a veces se lleva de por medio autos, empresas, casa y proyectos que se tenían juntos.

Como dice el “Libro de los Preceptos de Oro” de la “Voz del Silencio”: El nombre de la “Segunda Aula” es “Aprendizaje”, en ella encontrará tu personalidad las “flores de vida”, pero debajo de cada flor hay una serpiente enroscada. Nunca se sabe debajo de qué flor o asunto agradable, bonito, inocente, fantástico hay una serpiente enroscada esperando tirarse al acecho y acabar con una vida espiritual y, por supuesto, es mejor que caiga un imperio que perder un el Plan Espiritual del Alma. No te preocupes que Su Alteza Leto no da movimiento en falso, confía en Ella. A veces el darse cuenta del gran favor que su Alteza Leto hace desbaratando una ilusión tarda algunos días, tal vez meses y hasta años, pero un día lo sabrás y te le arrodillarás a darle las gracias, por el gran favor que te hizo y te harás Su devoto, te darás cuenta de cómo te ha protegido.

Cuando llegue ese momento de la acción de disipar tinieblas de la Señora Leto, si quedas dolorido por la pérdida, no te preocupes, que Dios lo ha pensado todo y ha dado el remedio exacto para cada enfermedad. El Señor Saturno o Cronos, “Dios del Tiempo” posee la “poción mágica” del Fuego Violeta del “Divino Olvido”. El tiempo todo lo olvida, todo lo borra, todo lo hace desaparecer. Invócalo y él vendrá con su implacable guadaña y cortará y hará desaparecer todo recuerdo, récord y memoria de todo aquello que hace sufrir, injusticia, mal agradecimiento, ingratitud o desamor. De todas formas lo invoques o no el Señor Saturno lo hará, esa es su razón de Ser, TODO ALGUN DIA SE HA DE OLVIDAR. De esta manera libre, sin ataduras, seguirás liviano de cargas tu camino lumínico, avanzando cada vez más hacia el reencuentro con quien nunca jamás te va a dejar, ni te va a engañar, ni olvidar, que es tu propia Alma, que es tu Resplandeciente Cristo Interior.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez