Rubén Cedeño
esenfrdeitptru
Dios te Dice - Rubén Cedeño

Amado Corazón: Tú no estás solo. Jamás lo has estado y nunca lo estarás. Dios está contigo en cada segundo de tu vida, más cerca de tus propios pensamientos. Sólo es tu idea la que te hace creer que Dios te puede abandonar, pero eso es imposible.

Déjame explicártelo: Dios está en el aire que estás respirando y te da la vida. Si te pones la mano en el corazón, verás que ese latido de vida es Dios en tu corazón. El sol que nos viene a alumbrar cada mañana es una bendición de Dios para ti, para que vivas y seas feliz.

¡Tú no tienes por qué estar triste nunca! El estado natural del hombre es la alegría. Lo que pasa es que vivimos quejándonos por todo lo malo en vez de dar las gracias por todo lo bueno que tenemos, y esto nos entristece. ¡¡¡Comienza ya!!! A dar gracias por el aire que respiras, por cada objeto de vestir o de adorno que llevas en el cuerpo, por cada pedacito de comida que te llevas a la boca, por cada canción que te sabes.

Cada vez que pienses en quejarte, busca algo por lo cual dar gracias a Dios. Acostúmbrate a decir: “Gracias Padre” por todo. Verás cómo comienza a cambiar tu mundo.

Comienza a sonreírle a todo, ya que (no importa lo que la gente pueda decir) es mejor sonreír que estar mal encarado. Sonríele al policía, al médico, al abogado, al barrendero, al ascensorista, al cajero, a los que cocinan, al chofer, a la enfermera. Sonríele al mundo y verás que el mundo te sonreirá de vuelta.

El rencor y el odio son la madre de la infelicidad. ¡¡¡Comienza a perdonar ya!!! a todo el mundo, no importa lo que te hayan hecho o dicho. Eso es problema del que condena, el tuyo es el de perdonarlos. Diles: “Te doy mi amor y mi perdón”.

Si hablan mal de ti, si te critican o te condenan… eso no importa. De los más grandes seres se han dicho las peores cosas. Piensa: “Si eso es lo que dicen, ¿dónde está lo que hacen? Yo soy un ser que hago y sólo me entiendo con los que hacen, no con los que dicen. Decir… pues, cualquiera ‘dice’; para hacer hay que saber, y yo soy un ser de acción”.

Si has perdido algo, te han robado… o lo has perdido todo, eso tampoco importa. Acuérdate que lo verdaderamente valioso y eterno en ti nadie te lo puede quitar. Me refiero a tu Ser y tu derecho soberano de sentir y de pensar. “Lo maravilloso de cuando todo se pierde es que solamente nos queda Dios”.

Acostúmbrate a bendecir en vez de maldecir o decir malas palabras, y verás que las cosas se transforman. Di constantemente “Dios te bendice”, a todas las cosas y a todas las personas, no importa lo que sean, hagan o digan.

Cada vez que no sepas qué hacer y estés desesperado y no te acuerdes de nada, repite simplemente el nombre de Dios tantas veces te sea necesario… y… ¡verás milagros!

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez