esenfrdeitptru

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” son conjuntos de personas adultas, maduras, conscientes, independientes, mayores de edad, sin traumas ni problemas psicológicos, sensatas, inteligentes y auto controladas, que no están contra nada ni nadie, que por decisión propia, sin ningún tipo de coacción resuelven reunirse para estudiar y poner en práctica un programa de estudios espirituales pedagógicamente elaborado de acuerdo a los lineamientos dados por los Maestros Ascendidos para la Nueva Edad, estando dispuestas a aceptar de “motu proprio” una disciplina espiritual que corregirá las negatividades de su personalidad. 

grupos nueva era ruben cedeno metafisica madrid

Foto Rubén Cedeño. Grupo de la Nueva Era.

A los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” se les estimula a llevar el conocimiento, energía y comprensión espirituales adquiridos en su aulas, a que por propia voluntad puedan resolver sus propios asuntos y los de los humanos que estén a su alcance sean estas situaciones físicas, vitales, emocionales o mentales.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no son conjuntos anárquicos sin guía ni dirección, poseen un facilitador, estudian por un “Programa de Estudios” que no se impone, sino que sus miembros lo aceptan voluntariamente.

 Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” saben que no son dirigidos ni pretenden ser presididos por ningún Maestro Ascendido sino por el Sentido Común, la Inteligencia, Buena Voluntad y Amor de sus miembros, donde todos son iguales y uno de ellos funge de facilitador, que en algunos casos está capacitado para ello y otras veces no, pero que asume esta responsabilidad voluntariamente porque no hay otro quien la contraiga y toma las decisiones en consenso con los demás miembros del grupo, no es un líder, no lleva títulos, no se le llama maestro. Los facilitadores preferiblemente no deben ser personas de carácter emocional ni devocional, sino inclinadas a la inteligencia, el estudio y la enseñanza.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no admiten dentro de sus filas la mediumnidad, canalizaciones, visiones, fenómenos extrasensoriales, ningún arte adivinatorio ni premonitorio, ya que su función es reunirse para el estudio.

En los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no hay escalafones para sus miembros, sólo se clasifican en facilitadores y estudiantes, puede haber entre sus filas iniciados de diversos grados, pero eso no es importante, no se le declara ni se le hace sentir a los demás miembros del grupo. 

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” tienen como primera y gran finalidad que sean personas constructivas, positivas mentalmente, que sus miembros conozcan la existencia de su “Dios Interior” y cada quien dentro de sus posibilidades manifieste las virtudes que este ser contiene. Se busca la alineación de los cuerpos inferiores con el “Alma” o “Cristo Interno”, para luego emprender la “Magna Obra” de la fusión con la Mónada.

Los miembros de los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” practican la meditación todos los días a la hora que les sea conveniente, preferiblemente en la mañana, realizando tres veces el “Om”, recitando la “Gran Invocación”. Fórmula esta adoptada directamente de las prácticas y recomendaciones de la Gran Hermandad de Los Maestros de Sabiduría para los Grupos de la Nueva Era. 

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” se reúnen periódicamente sea una vez a la semana, cada quince días o una vez al mes, donde inician las actividades realizando un Servicio que escogen voluntariamente, pueden realizar meditaciones en conjunto y lo más importante que jamás puede faltar es comunicar la Enseñanza Espiritual planificada por el facilitador del Grupo. 

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” deben estar inclinados al Servicio, tangible y visible en el plano físico, como impartir la Enseñanza, asistencia de enfermos, presos y personas necesitadas de cualquier tipo de ayuda. Se comparte esta afirmación de Alice Bailey: En las verdaderas escuelas espirituales, aprobadas y apoyadas por los Maestros, se enseña al discípulo a servir a la humanidad y no a ponerse en contacto con un Maestro.

Los miembros de los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” son personas que deben estar dispuestas a la “obediencia interna”, que es de la personalidad a los delineamientos Crísticos expuestos en las Enseñanzas de la Jerarquía Espiritual de Shamballa, y en ningún caso se exigen promesas ni juramentos, ya que como los estudiantes ingresan por su propia voluntad, se espera que procurarán cumplir, también voluntariamente, con los requisitos por puro sentido común. 

En los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no se prohíbe nada, no se impone el ser vegetariano; no se prohíbe fumar, beber alcohol, ni consumir estupefacientes, aunque con los estudios, la meditación y las actividades, poco a poco, sin la imposición de nadie, es posible que se conviertan al vegetarianismo, no fumen, no beban alcohol, ni consuman drogas, de hecho en las reuniones grupales no se hace. 

En los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” se sugiere cumplir con las antiguas reglas reveladas por los Maestros que rigen el “Sendero del Discipulado”, las cuales se facilitan junto con las leyes y reglas del Ashrama de los Maestros, que es ese “Campo de Fuerza” de Luz y Poder Espiritual donde el Maestro reúne a Sus discípulos para instruirlos sobre el “Plan que los Maestros Conocen y Sirven”.

Todos los miembros de los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” son libres de formar otros grupos, teniendo en cuenta no ser una división más en el mundo, crear cismas, ni hacer proselitismo sacando personas de otros grupos para engrosar su filas.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” son centros fraternales de unidad donde no se acepta la “gran herejía de la separación”, se reconoce y difunde que “las almas de los hombres son Una” porque se sabe que el aislamiento, la desunión y el individualismo son expresiones de la separación y las fuentes indiscutibles de toda guerra.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” por ética, no se erigen jamás en organizaciones que compitan con otros movimientos de índole semejante, ni tratan de conquistar por ningún medio los estudiantes de otros grupos, esto sería fomentar la traición, el separatismo, la competencia y por ende una conflagración, asunto contrario a cualquier expresión de espiritualidad.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” deben estar libres de dogmas y supersticiones. No se exige aceptar ninguna verdad, son completamente asectarios, apolíticos y de alcance internacional.

Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no cobran por sus enseñanzas, se sostienen por las donaciones amorosas, libres y espontáneas que le brindan los que se benefician de sus actividades.

De los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” no se expulsa a nadie, en caso que exista alguien en desacuerdo a las Enseñanzas expuestas, el “Principio de Vibración” actuará haciendo que se vaya por sus propios pasos.

Los Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era se acogen a cada una de estas frases.                                                       

MANTRAM DE UNIFICACIÓN DEL DISCÍPULO MUNDIAL.

Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.
Trato de amar y no odiar;
Trato de servir y no exigir servicio;
Trato de curar y no herir.
Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa,
La vida y todos los acontecimientos,
Y traiga a la luz el amor
Que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.
Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la visión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres amen.

 

Por Rubén Cedeño

(CURSO DE METAFÍSICA "SENDERO" - LECCIÓN Nº 43)

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez