esenfrdeitptru
Elevación de la Humanidad-Rubén Cedeño

La Metafísica en realidad no busca elevar a nadie, es la gente misma la que debe buscar elevarse aceptando y poniendo en práctica las Enseñanzas que contiene la Metafísica. La Metafísica le propone al Ser Humano realizar el “Plan Divino de Perfección” que la Mente de Dios ha diseñado para la tierra y es elevar al ser humano hasta el punto, que desenvuelva completamente su “Chispa Divina”, “Cristo Interno” o “Alma” manifestando este Principio físicamente en el diario vivir y en todas las áreas de la vida.


El “Cristo Interno” en el “Ser Humano” ha de manifestarse como Bondad a toda costa, Amor indiscriminado e incluyente, Inteligencia total, Armonía en todo, Verdad en cada cosa, Provisión ilimitada y Amor Compasivo. Desenvolviendo las cualidades del Alma, el “yo inferior” o personalidad de cada ser humano, lentamente va transmutando la maldad, la separación, la fragmentación interna, ignorancia, inarmonía, engaño, limitaciones y todo tipo de impurezas para así ir alineando los cuerpos inferiores que son el físico/vital, emocional y mental, con el “Cristo Interno”, logrando lo que se denomina la liberación de la “Rueda del Samsara” o reencarnaciones. Se comienza haciendo esto con los decretos diciendo: “Yo Soy Amor Divino”, “Yo Soy Salud”, “Yo Soy Armonía”.


Algunas veces persiguiendo el objetivo de la unificación con el Cristo Interno las “corrientes de vida” se entretienen con los objetos de los sentidos como puede ser la distracción de una pareja o un grupo social, y se estancan en su propósito, pero esto aunque los distrae y divierte, siempre al final los hace sufrir. Solo existe libertad y verdadera bienaventuranza consiguiendo cada quien la unificación con su “Cristo Interior”, todo lo demás apresa y es ilusorio. Lograr la real libertad que es la unión con la “Chispa Divina” se dice fácil, pero requiere de una disciplina de vida, consagración al propósito y la enseñanza de alguien que lo haya logrado, esto no se consigue por ideas, puntos de vista, suposiciones o canalizaciones.


Los “Maestros de Sabiduría” de la “Gran Logia Blanca” se han esmerado durante siglos y lo siguen haciendo ahora, en develar ante los que buscan, cuáles son los requisitos para lograr la develación del Cristo Interno y la unificación de los vehículos inferiores con Ella. Estos principios pueden conseguirse en los escritos de los más serios discípulos de los Adeptos y a conciencia y responsablemente voy a nombrar alguno de ellos, libre de opiniones, ideas o puntos de vista personales. La verdad es que no se puede obligar a nadie a que lo acepte así, pero revelando estos nombres, se espera dar la oportunidad a que los verdaderos buscadores se les devele la pista por donde seguir. Hay que tener en cuenta que estos personajes, no se mencionan inclinando la balanza hacia una determinada escuela o filosofía porque son de diferentes épocas, tendencias y estilos, pero no son más de los que aquí se mencionan.

Los discípulos de los Adeptos que develan la más certera forma de develar el Alma, despertar el Cristo Interno y unificar los vehículos inferiores con la Chispa Divina son: Blavatsky con el libro “La Voz del Silencio” y “Ocultismo Práctico”; Annie Besant con obras como “El Sendero del Discipulado” y “El Sendero de Iniciación”; Max Heindel con el Concepto Rosacruz del Cosmos; Helena Roerich con unos libros que ni siquiera los firma ella que son del Maestro El Morya y son: “Jerarquía” y “Corazón”. Por último mencionaré a Alice Bailey con las gigantescas obras que firma ella pero son del Maestro El Tibetano como “Iniciación Humana y Solar”, y “Discipulado de la Nueva Era” Tomo I y II. Dedicarse a realizar estos contenidos no es algo lúdico, es una acción muy responsable, que puede llevar toda una vida o varias. La Metafísica ofrece a quienes hayan terminado su “Ciclo Básico” de estudios la posibilidad de sumarse a estos estudios mediante seis niveles de Metafísica Esotérica, de los cuales dos ya están implementándose.


Emmet Fox, Conny Méndez y este servidor con sus escritos y charlas lo que han hecho es develar por donde elevarse señalando el “Sendero Interno”, el del “Cristo Interior”, dar a conocer el uso de las “Leyes Universales” y la práctica de los “Siete Rayos”, pero cuando se decide elevarse seriamente, de verdad, sin fantasías románticas sobre la espiritualidad, sin suposiciones, hay que irse de la mano con los grandes y más expertos y nadie sabe del gran alcance de las enseñanzas de estos “Seres” hasta que consiga las iniciaciones poniendo en práctica las instrucciones más sublimes que “Ellos” revelan y que no son de ellos, solamente han sido un instrumento para exteriorizarlas.


Enseñanzas denominadas de los Maestros Ascendidos, que son de origen estadounidense, fueron descargadas a nivel exotérico para las masas y salvar a la humanidad de una emergencia en un impase muy negativo que tuvo la humanidad, donde se logró el objetivo de elevación con revelaciones fantásticas. Lo que ha pasado es que algunas personas sin mayor visión en estos asuntos, han tomado estas enseñanzas de origen estadounidense como camino, está bien, es maravilloso, Conny Méndez utilizó algo de ello en sus libros y mi persona también, pero hay más, hace falta más, y ese extra lo tienen las Enseñanzas que revelan los libros y las escuelas de las personas anteriormente nombradas, en especial Alice Bailey, pero que no son instrucciones de ellos, son de la “Gran Logia Blanca” y no son exotéricas, son de un índole superior.


No tengo ningún interés egotista en revelar esto que menciono, lo hago desinteresadamente, pero responsablemente por el solo deber de develarle al buscador serio, por donde debe de tirar certeramente, seriamente en estos asuntos. Muchas Gracias.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez