esenfrdeitptru
Darshan Metafiscia: Saint Germain - Emmet Fox - Conny Méndez - Rubén Cedeño

El Darshan es el "toque de gracia" o magia que existe en la visión, percepción, vista, conciencia, comprensión, poder, pedagogía y clara transmisión de la Enseñanza Espiritual o Dharma. El Darshan es dado de boca a oído por aquel que lo posee. Hay maestros que tienen el poder de la transmisión del Darshan y generan brillantes líneas discipulares. El Darshan tiene una importancia más grande que si una instrucción se leyese de un libro, se recibiera por Internet, se viera por un video o se escuchara por una grabación, ya que por esos medios no se transmite ni se recibe la energía que hay al contactar la Enseñanza del Darshan en vivo directamente.

El Dharma o Enseñanza Espiritual requiere del Darshan para poder ser transmitido, son complementos divinos. El Dharma y el Darshan tienen que vivir unidos ya que el uno sin el otro no podría vivir. El Dharma sin el Darshan moriría y el Darshan sin el Dharma no tendría sentido. Esto quiere decir que la Enseñanza sin la Magia de su transmisión no tiene razón de existir.

Cuando se posee el Darshan se tiene un poder que dentro de sí mismo es la fuerza que despierta a los Cristos que se contactan, convence, ilumina y toca con la Gracia al que lo escucha. El Darshan solo se transmite de generación en generación espiritual, esto es de maestro a discípulo. El que no tiene este "toque" del Darshan carece de esta bendición, que se le nota como confusión en la exposición de sus ideas, falta de poder convocatorio y ausencia de la Gracia. El que rompe con quien le transmitió el Darshan rompe también con el Darshan.

La energía que contiene el Darshan es del Primer Rayo Azul, ya que es impulsada por el Chakra Laríngeo, que es un Chakra de Rayo Azul de la Fuerza y el Poder. Por eso el poder de la palabra hablada es más grande que el de la palabra escrita, debido a esto San Pablo se refería a las escrituras como letra muerta.

Algunas personas sin saber mucho, pero teniendo el Darshan, son capaces de sostener grupos de estudiantes numerosísimos, ya que la bendición del Darshan las asiste. Contrariamente, hay gente con muchísimo conocimiento pero que han traicionado a su línea del Darshan y esto hace que pierdan la gracia al enseñar, nadie les entienda y ya no sean capaces de transmitir ni un ápice de energía divina. No importa cuanta enseñanza de los Maestros Ascendidos se tenga, si se pierde el Darshan la mente se confunde de tal manera que se le hará imposible que le comprendan.

Los estudiantes de las Verdaderas Enseñanzas recorren kilómetros, hacen grandes esfuerzos, incluso sacrificios para recibir el Darshan.

El Darshan es sagrado, no se discute ni se contradice, no porque este prohibido, sino que por más que se intente no se podrá hacer. El Darshan se le expone a la gente y cada cual lo toma según su estado de conciencia y es ubicado en su escalón de comprensión, porque para cada persona el Darshan le viene como un traje hecho a su medida. Hay personas que tienen la oportunidad de recibir el Darshan y lo desprecian y otras que lo tienen y lo pierden.

El Darshan lo da el que lo tiene, cuando instruye, y esto fluye solamente de boca a oído, de ninguna otra manera. Se enseña por radiación, esto es, por la energía que transmite aquel que ha realizado el asunto que se facilita.

Esto es tan cierto que el Señor Gautama dice, en un discurso de agosto de 1953, lo siguiente: “Millones y millones de palabras han sido leídas por buscadores serios y aspirantes, que se han unido al cúmulo de su cuerpo mental, no agregando ninguna pizca a la estatura espiritual de su ser”. En el mismo discurso el Señor Gautama expresa: “Yo he enseñado durante siglos a través del poder de la radiación y no por medio de la palabra hablada”. Esto es el Darshan.

Por Rubén Cedeño

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez