esenfrdeitptru

La Presencia de Dios,

  • Jesús: El Sermón del Monte (2ª Parte)

    Jesús habla - Sermón del monte

    DICHOSOS LOS PUROS DE CORAZÓN

                “… porque ellos verán a Dios”.

    Esta hermosa Bienaventuranza nos dice cómo hemos de llevar a cabo esta tarea suprema, y quienes la realizarán.

    Estos son los “puros de corazón”. En su sentido pleno y total, la PUREZA consiste en reconocer sólo a Dios como la única Causa verdadera y el único Poder verdadero que existe. Es lo que en otras partes del Sermón se denomina “el ojo bueno”.

    Noten que Jesús habla de los “puros de corazón”. La palabra “corazón” en la Biblia generalmente significa esta parte de la mente del hombre que la psicología moderna conoce bajo el nombre de “mente subconsciente”. Esto es extremadamente importante porque no basta con que aceptemos la Verdad únicamente con la mente consciente, ya que ello no pasaría de ser meramente una opinión, ha de ser aceptada por la mente subconsciente y, así, asimilada por la mente en pleno, que la Verdad podrá efectuar cambios en la vida.

                “…cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbios 23:7).

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez