esenfrdeitptru

MÓNADA,

  • Antakarana

    Antakarana-Rubén Cedeño

    El Antakarana es el Hilo de Conciencia mental y lumínica que hace de Puente de Unión entre la personalidad y el Alma o Cristo Interno y luego este con el Ser Divino Propio o Mónada –mediante el pensamiento, sentimiento, palabras, acciones constructivas, compasivas, el decreto, la meditación, la comprensión y el trabajo positivamente creador. Es la labor más urgente que tiene que realizar la humanidad en este momento, y a esto se tienen que avocar con seriedad ahora las escuelas espirituales, religiones y todos los creyentes en el más allá.

  • Espíritu, Alma y Cuerpo

    Espíritu, Alma y Cuerpo-Rubén Cedeño

    Es importante cuando se pretende un “Camino Espiritual” y se comienza de forma certera a realizar la meditación, saber lo que es el Espíritu, el Alma y el cuerpo, sus relaciones y diferencias. Dice Annie Besant: El hombre está hecho a “imagen de Dios”. Es, pues, triple en su naturaleza: Espíritu, Alma y Cuerpo. Es la morada de Dios, el templo de Dios, el templo del Espíritu Santo.

     

  • Grupos de la Nueva Era

    Los “Grupos de Estudio de la Enseñanza Espiritual para la Nueva Era” son conjuntos de personas adultas, maduras, conscientes, independientes, mayores de edad, sin traumas ni problemas psicológicos, sensatas, inteligentes y auto controladas, que no están contra nada ni nadie, que por decisión propia, sin ningún tipo de coacción resuelven reunirse para estudiar y poner en práctica un programa de estudios espirituales pedagógicamente elaborado de acuerdo a los lineamientos dados por los Maestros Ascendidos para la Nueva Edad, estando dispuestas a aceptar de “motu proprio” una disciplina espiritual que corregirá las negatividades de su personalidad. 

    grupos nueva era ruben cedeno metafisica madrid

    Foto Rubén Cedeño. Grupo de la Nueva Era.

  • Meditación

    Es imperante que todo estudiante espiritual medite a diario, esto le traerá los más grandes beneficios que pueda conseguir para él y la humanidad en general.

                                                     meditacion ruben cedeno metafisica madrid

    El desenvolvimiento espiritual, la evolución tanto individual como de toda la raza consiste en que las personas logren armonizar su cuerpo físico junto con el etérico, astral y mental inferior con su “Yo Superior”. Esto lo sintetiza el Maestro el Tibetano con las siguientes palabras: "La meta de la evolución del hombre en los tres mundos -los planos físico, emocional y mental- consiste en alinear su triple personalidad con el cuerpo Egoico, hasta llegar a obtener la línea recta y el hombre convertirse en el Uno".

  • Rayos y Actividades

    Rayos y Actividades-Rubén Cedeño

    El aprendizaje que tiene que realizar el Ser Humano mediante su evolución en la tierra y, por consecuencia, las actividades que este realiza en ella, se pueden amalgamar y clasificar en siete, que se establecen para el ordenamiento de la Jerarquía Espiritual de Shamballa en los “Siete Rayos” y que por  consecuencia son siete agrupamientos de “Virtudes”.

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez