esenfrdeitptru

ENSEÑANZAS,

  • El Rey Ya Está Aquí

    El Rey Ya Está Aquí-Rubén Cedeño

    El Maestro Saint Germain nunca ha abandonado, no abandona, ni abandonará jamás a los que lo aman entregadamente, a los que bendicen el bien de los que tratan mal, a los que expanden desinteresadamente Su Enseñanza, a los que nunca han amenazado ni amedrentado a nadie en Su Santo Nombre, y perdonan toda ofensa. No hay que temer, ni temblar ante aparentes amenazas, condenas, intimidaciones, calumnias, malas calificaciones ni nada. “Confíen en el Rey” y digan: “YO CONFÍO. SAINT GERMAIN ESTÁ CONMIGO. EL REY ESTÁ AQUÍ”.

  • La Mejor Oración

    La Mejor Oración-Rubén Cedeño

    El Maestro de Maestros, el Rey de Reyes, el Príncipe de la Paz, al que la humanidad unánimemente llama “El Cristo”, describe como la mejor oración el estar reconciliado con el hermano humano. No hacemos nada, pero nada en realidad, meditando, predicando, rezando, leyendo frases y libros espirituales o decretando, si no vivimos amigados con los que hemos tenido algún impase y ese Amor se manifiesta reconciliándonos con el que nos hemos separado, peleado, disgustado o diferenciado por algún motivo.

  • Última Enseñanza del Señor Gautama

    Última Enseñanza del señor Gautama-Rubén Cedeño

    VAISALI

    Cada Luna Llena de Junio en el “Festival de la Buena Voluntad” el Señor Maitreya recuerda a la humanidad las últimas palabras del Señor Gautama sobre la Tierra. Fue aquí, en Vaisali, donde el Señor Gautama compartió con todos los que estaban a su lado, su última charla, después de haber pasado 42 años sosteniendo charlas públicas explicativas sobre la Verdad de las cosas.

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez