esenfrdeitptru

Djwal Khul,

  • ¿Cómo protegerse de las fuerzas de la oscuridad?

    Cómo Protegerse de las Fuerzas de la Oscuridad-Djwal Khul

    Quisiera hablarles de los poderes de la Fraternidad Negra. Es necesario que comprendan ciertas leyes que rigen sus actividades y algunos métodos que sus miembros emplean, a fin de comprenderlos y utilizar los métodos adecuados de protección. Como dije anteriormente, el peligro es todavía inapreciable para la mayoría, pero a medida que trascurra el tiempo será necesario enseñar, a quienes trabajan en el plano físico, la forma de protegerse y resguardarse de los ataques.

  • Amor

    Amor-El Tibetano

    Hay que estar alerta y vigilar el corazón para transferir el fuego del plexo solar al centro cardíaco. Amar como lo hacen los Grandes Seres, con amor puro, que no exige recompensa; con amor impersonal, que se regocija cuando hay respuesta, pero no la espera, y ama constante, silenciosa y profundamente, a través de las aparentes divergencias, con la seguridad de que cuando todos hayan encontrado el camino hacia el hogar, comprenderán que ese hogar es el lugar de unificación.

  • Discípulo

    Discípulo-Djwal Khul

    DESCRIPCIÓN DE UN DISCIPULO

    Discípulo es aquel que, por sobre todo, se compromete a: Servir a la humanidad. Colaborar en el plan de los Maestros Ascendidos de la mejor manera posible. Desarrollar los poderes del Cristo, expandir su conciencia hasta poder actuar en el cuerpo causal, en los tres planos de los tres mundos, físico, astral y mental, y seguir la guía de la “Presencia Yo Soy” y no los dictados de la personalidad. Discípulo es aquel que comienza a comprender el trabajo grupal y a trasladar su centro de actividad desde sí mismo (como un eje alrededor del cual todo gira) al centro del grupo.

  • La Gran Invocación

    La Gran Invocación - Djwal Khul

    Estoy buscando por todo el mundo un grupo de aspirantes y discípulos que puedan emplear, y empleen, la Gran Invocación en forma correcta, capaz de combinar su esfuerzo con el de la Jerarquía y lograr así el empleo efectivo de la Gran Invocación con sus estupendos resultados.

    Al acercarse la catástrofe mundial a su inevitable fin y triunfar las Fuerzas de la Luz sobre las fuerzas del mal, se inicia el momento de la restauración. Para cada uno de ustedes, esto indica un renovado momento de servicio y de actividad. Les doy la estrofa final de la Gran Invocación. Les pediré que la empleen diariamente, en las charlas, reuniones de Grupo Interno y tantas veces como lo recuerden durante el día, así crearán un pensamiento simiente o una nítida forma mental que hará que la difusión de esta Invocación entre en las masas y se realice lo que allí se decreta:

  • Maestro el Tibetano en Suiza

    Maestro el Tibetano en Suiza-Rubén Cedeño

    Era una de esas maravillosas y brillantes tardes de Agosto en Ginebra donde el sol hacía que el lago Leman pareciera más azul y brillante que de costumbre. Su victorioso geiser artificial se alzaba y ardía como una gigantesca punta de un cristal de cuarzo, ya que desde el poniente, el sol lo iluminaba por detrás, dándole toda esta magia.

    Al fin iba a conocer la sede de la agrupación que sostiene las Enseñanza del Maestro El Tibetano en el mundo y aunque había estado infinidad de veces en Suiza, no había podido concertar esta visita.

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez